martes, 23 de junio de 2009

La Canción Preferída


Hugo escuchaba su canción preferida todo el tiempo. Se bañaba escuchandola. Hacía su comida escuchandola. Salía a correr con el reproductor. Escuchandola. Abrías su heladera... Sonaba su canción preferida. ¿Qué canción tenía de ringtone?... (así es)...

Era su tema elegido, lo bailaba, lo saltaba, lo cantaba y estaba convencido que no existiría una música más excelente y exitante que esa. Placer le daba cuando llegaba a sus oídos.

Sin duda, esta melodía llenaba su alma (porque eso hacen las melodías).

Luego de varios meses y sin intención, Hugo descubrió otra canción.

La nueva melodía comenzó a ganar terreno en su gusto y lentamente fue olvidándose de su tema preferido. Poco a poco, en sus duchas no se oyó mas la ahora "ex-obra maestra". Su ringtone tomó otras tonalidades. Ni él volvió a tararearla por la calle.

Olvidó por completo lo que esa canción significó para él. La despachó para siempre, sin si quiera reconocer los buenos ratos que pasó esuchándola, y lo peor de todo; un día exclamó: "Ya estoy podrido de esta canción, me cansó".

2 comentarios:

paula dijo...

facu soy paula, te comente en facebook y vengo a trascribir mi reflexion a tu blog, sino no tiene onda no? lo q decia, los temas favoritos son transitorios, es totalmente cierto lo que escribiste. El tema llega a un punto en que cansa, pero cuando lo retomas, en una nueva etapa de tu vida, revivis esa manera de la eras cuando sonaba todo el dia en tu cabeza. mi aporte a tu espacio! jaja, nos vemos el finde, besos!

Anónimo dijo...

Entretenido tu Blog, y éste escrito lo encontré entretenido y lógico...En verdad todo es transitorio.
Saludos para ti.

http://secuenciasdelalma.blogspot.com/