viernes, 16 de octubre de 2009

El Curso de la Información

Ahora voy a demostrarles como se distorsiona la información, desde el emisor; hasta los distintos receptores.


Ricardo Andrés fué a pescar. Pasó todo el día sentado al borde del río, tirando la caña y la línea a fondo. Desde las 7 de la matina (cuando mirás hacia el este y el sol te pega una trompada en la vista) hasta las 18; que se cansó. Todo lo que pudo sacar fué un único pescado no más grande ni más pesado que 15 centímetros y 200 gramos (Salió un versito). Pasada la travesía, Ricardo Andrés volvió a su ciudad.


Mitad de la tarde del día siguiente. Ricardo Andrés se encuentra con un conocido:


- ¡Riky! ¿Cómo andas? (Aulló Cacerolo, un amigo del colegio de Riky)
- ¡Cacerolo! ¿Qué contas? Yo muy bien. Ayer fuí a pescar. Como en los viejos tiempos.
- Mirá vos Riky. ¿Dónde fuiste?
- Acá, a Puerto Isósceles.
- Que bueno. ¿Sacaste algo?
- No había mucho pique (Aquí ya comienza la distorsión de la realidad puesto que ni si quiera había movimiento de peces). Pero saqué un zabalito de medio kilo más o menos (Miau. Como Cacerolo no vió al pescado ni lo va a ver, y Ricardo a esto lo sabe, aprovecha para agregarle un poco de peso a su orgullo; digo al pescado).
- Buenísimo Riky. Me estoy llendo. Un gusto verte. Suerte.
- Chau.


Dos cuadras más adelante nuestro protagonista se topa con Filadelfo, su mejor amigo.
- Filadelfo, que haces.
- Ricardo Andrés. Recién me topé con Cacerolo. Me contó lo de tu hazaña.
- Ah, ¿si?. No es nada.
- ¿Cómo no? Medio kilo es álgo, no es fácil sacar uno así. (Como podrán observar, el peso base del pescado pasó de ser de 200 gramos a 500 gramos).
- Si, si. Y cómo luchó esa bestia para no salir del agua. 40 cm y medio kilo de fuerza (Filadelfo creyó que el pez pesaba medio kilo porque eso le dijo Cacerolo, dado esto, Riky además le agrego unos cuantos centímetros, para redondear la mentira, ahora nuestro zabalito de 13 cm y 200 gramos pesa medio kilo y 40 cm.).


Cómo sigue la historia no tiene demaciada importancia. Lo único es que cuanto más gente que no vió al pez escuche esta historia; más grande va a ser el animal, y por supuesto más heróica la proeza.

5 comentarios:

natalí dijo...

Ayy! Cuántas cosas que nos creemos serán ese pescado tan grande!! Felicitaciones Facu! Saludos!

Anónimo dijo...

jejeje me imagino porq ese ejemplo ...

sol dijo...

muyy buenoo jajaja.. asi tmb comienzan los chismess..

Eva Magallanes dijo...

já, já, já, lo que es el ego humano!!
tragicómico... lo dramático es que la (des)información mundial se basa en estas distorsiones, generalmente mucho más distorsionadoras y aberrantes ¡ y lo peor, a eso le llaman "verdad".

Leyéndote me imaginé una novela, o un cuento si prefieres de no tan largo aliento:
Título: Punto Impensado
Lugar: el perdido poblado de Isósceles vecino al páramo de Zacazonapa
Personajes principales:
Rábano y Cacerolo.

Gracias por interesarte en LA CALA. Espero tus comentarios. Besos, desde el confín austral...

Edgardo Galende dijo...

jaja me encantó! muchas veces uno no se da cuenta del valor que tiene el modo de decir las cosas... la manipulación de la información es todo un tema!!! y nunca viene mal un poco de análisis discursivo... (?) abrazo :)